3 años atrás cuando avanzaba mucho más el proceso de paz en Colombia, y la tasa de desempleo y pobreza se reducía a niveles récord, 7 corazones con caminos en común, apasionados por trabajar con, por y para el otro, comenzaban a gestar una idea basada en casi 12 años en conjunto de experiencia en el ámbito social, con la firme convicción de transformar su entorno, su país y el mundo entero.

Fue así como la psicología, el derecho, la comunicación, la ingeniería, el diseño y la medicina se volcaron a un mismo fin… la construcción de un mundo mejor.

¿Cómo? Esa pregunta rodeó durante un gran tiempo a estos corazones incansables, y fue allí, en lo más simple y esencial donde encontraron la respuesta… en el otro.

Fueron meses de preguntas, respuestas, sueños, miedos y retos que generaron el molde de lo que hoy en día aún continúa en construcción continua, aquella estrategia en la que buscamos hacer que 1+1 >2.

 

Nuestra trayectoria en proyectos de voluntariado y trabajo con comunidades ha hecho de la experiencia en campo, nuestra mayor fortaleza. Es por esto que empresas como Argos, Acinox, Novaventa, Saeco, entre otras, nos han dado su confianza para trabajar con ellos.

Este camino de 3 años ha sido de muchísimo aprendizaje y crecimiento como empresa, hemos contado con el apoyo de personas increíbles en nuestro equipo de trabajo que han interiorizado desde el primer día la esencia Indeleble y han dejado en nuestra historia su marca personal que nos ha permitido poner una huella indeleble en las vidas en las que nos hemos cruzado.

No solo ellos han caminado con nosotros, también nuestras familias y amigos, de quienes el apoyo que hemos recibido ha sido pilar fundamental para nuestra empresa.

Por esto es que teníamos y queríamos devolverle a la vida lo que tanto nos ha dado, y que mejor forma de hacerlo que dejando una huella Indeleble, llenando de amor, compañía y esperanza 300 almas, 100 por cada año cumplido, almas que habitan en muchos de los rincones que frecuentamos u olvidamos todos los días en nuestra ciudad.

Gracias al eco que generó esta iniciativa recogimos 482 mensajes de personas de diversos países, ciudades, estratos, barrios y religiones que decidieron regalar 5-10 minutos de su tiempo para plasmar en una hoja los mensajes de esperanza y apoyo más sentidos que hemos visto, y con la ayuda de nuestras familias y el espacio que nos brindó la Fundación Emmanuel en el centro de Medellín pudimos hacer llegar estas cartas a manos de 300 habitantes de calle mientras los acompañábamos en un almuerzo hecho por nosotros con muchísimo amor en torno a la música, los abrazos y las sonrisas tímidas de todos los asistentes.

Las 182 cartas restantes quedaron en un buzón permanente en dicha fundación, donde cuentan con diferentes actividades para estas personas, y quienes se comprometieron a entregarlas hasta la última hoja.

Así fue que Indeleble Social, una empresa que busca posicionarse como líder en estrategias de Responsabilidad Social Empresarial en Colombia decidió celebrar sus 3 años de conformación… con, por y para el otro.